Lunes - Viernes - 8:00 a.m - 5:00 p.m.

El ajetreo de la vida diaria nos lleva a siempre estar corriendo, ocupados y poco consientes del momento, a estar preocupados por otras personas, ser lo mejores, tener más y más; olvidándonos de nosotros mismos y por ende dejando de lado nuestra salud y teniendo prácticas y hábitos poco saludables, dentro de estos los relacionados con la alimentación.

¡Cuánto hemos aprendido en este tiempo de vincularnos a unidades de trabajo!

Algunos detalles son muy propios de cada organización, forman parte de su cultura.

Intento recopilar cada uno de los secretos que hace destacar a una organización que motiva y genera bienestar en sus colaboradores y colaboradoras. Tenemos que tener claro que no todo es responsabilidad de los programas de salud y bienestar o de las jefaturas y las direcciones, sino que también recae en cada una de las personas que la conforman. 

La alimentación es un acto cotidiano al que muchas veces no les damos la importancia que se merece y como dice La Rochefoucauld “comer es una necesidad, pero comer de forma inteligente es un arte”. Por eso te invito a que empecemos una nueva experiencia, compartiendo temas y tips que nos permitan convertirnos en artistas de la alimentación, de manera que sea creativa, colorida y placentera. 

A lo largo de este tiempo de experiencias acumuladas, hemos observado que el papel que juegan las jefaturas y los mandos medios en las organizaciones es trascendental. 

Teóricamente ya se sabe!!

¿Pero qué tienen esas Jefaturas que hacen que las organizaciones brillen desde el punto de vista de los ambientes laborales?

Han pasado casi 10 años y si me hubiesen preguntado cómo sería mi experiencia de trabajar con tantas personas en la promoción de su salud vinculada al trabajo, no hubiese tenido respuesta.

Después de asignado el reto, fueron la motivación, la teoría en mi cabeza y las ganas de intentarlo suficientes.