Lunes - Viernes - 8:00 a.m - 5:00 p.m.

Autocuidado

La primera impresión siempre cuenta.

La piel es el órgano más extenso, recubre nuestro cuerpo y nos distingue por su aroma, textura, color, marcas, y las formas que moldea, es parte de nuestra carta de presentación en el día a día, nos permite el contacto físico con otras personas y es vehículo para muchas de nuestras emociones.

Sus células se renuevan constantemente, y las huellas de lo que hemos hecho por ella pueden dejar un rastro imborrable. Una forma de cuidarla es el uso diario y frecuente de protector solar. 

El sol tiene un papel determinante para los seres vivos, nos proporciona efectos fisiológicos positivos, nos da calor, es fuente de energía, estimula la síntesis de vitamina D en nuestra piel, necesaria para el transporte de calcio a los huesos, favorece nuestra circulación sanguínea, y en algunos casos estimula la síntesis de neurotransmisores cerebrales responsables del estado anímico, entre otros beneficios.

 

Algunas recomendaciones para que disfrutemos más saludablemente del sol:

El espectro solar podemos separarlo en tres zonas: luz visible, ultravioleta e infrarroja.  Las radiaciones visibles son las más penetrantes, pero las radiaciones ultravioleta son las responsables de los efectos más importantes.

 

Recomendaciones básicas:

  • Reduzca la exposición al sol entre las 9 a.m. y las 3 p.m.
  • Procure mantenerse en espacios de sombra.
  • Utilice prendas de protección.
  • Póngase un sombrero de ala ancha para proteger los ojos, la cara y el cuello.
  • Use gafas de sol con filtro UVA y UVB.
  • Utilice crema de protección solar para UVA y UVB, que tenga al menos un factor de protección solar (FPS) 30+, en abundancia y cuantas veces la necesite.
  • Evite las cámaras de bronceado.
  • Recuerde proteger a bebés e infantes de la radiación solar.

 


 

Autoexamen de piel:

 
 
 

Autoexamen de piel

Conozca su piel, revísela frecuentemente, sólo así podrá identificar los cambios que presente. 

Puede utilizar la siguiente guía: El ABCDE de los lunares: